Posts Destacados 

Carlos Marx: “anuncios de la industria política”

07/05/2018



 

RICARDO ROJO

El cinco de mayo pasado, se cumplieron doscientos años del nacimiento de Carlos Marx, cuya obra, además de estudiar y contribuir al desarrollo de las ciencias de su época, iluminó la lucha de las clases trabajadoras para que éstas se emanciparan de las cadenas de la esclavitud asalariada. 


Recientemente, en las redes sociales hizo explosión un twitter del sicario de la información Ricardo Alemán, en el que se lee: “Les hablan!!!” “Se están tardando. A John Lennon lo mató un fan, a Versace lo mató un fan, a Selena la mató un fan, a ver a qué hora chairos” (sic), incitando, desesperada y abiertamente, a la urgente acción de que un simpatizante “loco” asesine a Andrés Manuel López Obrador.
Si Marx el periodista viviera, escribiría en alguna gaceta mexicana algo así como lo siguiente: desde el periodismo de la poca inteligencia y la mucha perversidad, el desquiciado Ricardo Alemán ha perdido el bello equilibrio y la rigurosidad argumentativa, para transformarse en el filósofo de las penas sangrientas, en el charlatán arlequinesco del Estado.


Resulta preocupante el grado de descomposición en que se desarrollan las campañas políticas en la pelea por la presidencia de la república y a esta hora todo puede suceder. En los días recientes hemos presenciado los inquietos movimientos de la oligarquía mexicana, sus negociaciones secretas, sus declaraciones públicas beligerantes, sus mensajes políticos televisados. También hemos observado los guiños que el otro Ricardo, el del PAN-PRD, le lanzó a Peña Nieto para entablar negociaciones donde -por supuesto- no pone en la mesa su candidatura, sino la de su más cercano acompañante, José Antonio Meade. 

 

Luego vinieron los ajustes internos en el PRI y el posicionamiento momentáneo de Peña Nieto: “nadie negocia conmigo. Yo soy presidente, los candidatos y sus campañas corren en otro camino”. Todo ese entramado de dimes y diretes forman parte de lo que Carlos Marx llamaría “anuncios de la industria política” (Gaceta Renana, julio de 1862).


Luego del tuit del mercenario de la pluma Ricardo Alemán, se soltó una andanada de cuestionamientos que se convirtieron en tendencia nacional y mundial con el hashtag NoAlPeriodismoSicario, por lo que tuvo que subir a las redes sociales un video aclaración que lo terminó de sepultar “lo que quisimos hacer, (sic) fue simplemente advertir de ese riesgo. Probablemente no lo hicimos correctamente. Les ofrezco una disculpa. No fue nuestra intención molestar a nadie y por supuesto no estamos locos para entrar a ese juego…”, pero ya había dado el golpe.


Ese es estilo de Alemán, primero golpea y luego se esconde. La única diferencia entre un sicario y él, es que el sicario no se disculpa. Pero ambos tienen algo en común: un patrón que paga por sus servicios.

 

En enero de 2018, llamó “imbécil” al hijo del fallecido Luis Donaldo Colosio, por aceptar una candidatura a diputado local por Nuevo León y lo cuestionó porque el joven Colosio expresó “mi padre se moriría de tristeza al ver la descomposición actual del PRI”. Un mes después, en febrero, Alemán escribió un artículo titulado ¡Política y muerte…! diciendo “la actividad política, el servicio público y, en general, el ejercicio del poder son por definición actividades frenéticas y de alto riesgo”, pero cerró diciendo, “a nadie conviene que una tragedia o un crimen empañen un proceso electoral crucial para la vida de todos”. Amenaza, golpea y recula. El clásico periodista con licencia para disparar balas mercenarias.


No podemos permanecer callados ante la ofensiva fascista que reprime los movimientos sociales y los anhelos del pueblo trabajador mexicano por el cambio; sin embargo, tampoco podemos callar ante los yerros e inconsistencias de quienes se dicen representar la voluntad de ese pueblo que lucha por el verdadero cambio, y debo decir, aunque desagrade, que toda la miasma de arribistas, mercenarios y corruptos que rodean a Andrés Manuel López Obrador, serán sus enterradores.


A doscientos años de su nacimiento y a ciento treinta cinco años de su muerte, la obra y el pensamiento de Carlos Marx siguen vigentes. Los anuncios de la industria política de nuestros días continúan sucediendo en medio de una crisis total del capitalismo y los escarceos que acontecen sólo son el preludio en el camino de la total emancipación. Marx y Engels no se equivocaron al analizar y mostrar el verdadero rostro de la dictadura del capital sobre los oprimidos y comprobar con sus ideas que las tesis económicas de los explotadores y su política de Estado, incluida la política electoral, solo sirven para legitimar este sistema injusto que se erige sobre el sudor y el esfuerzo de los trabajadores del campo y la ciudad.


Bienvenida la farsa electoral burguesa y toda su industria; bienvenida la campaña electoral multimillonaria que se monta con los impuestos de los mexicanos; bienvenida la andanada de mensajes, descalificaciones, promesas vacuas y mentiras que se propalan en nombre de la democracia y de un país que se encuentra al borde del precipicio; bienvenido el hartazgo del pueblo mexicano que se ha propuesto desterrar a unos para poner a otros, bienvenido el desencanto que dentro de poco tendrá que tomar el camino verdadero, porque la emancipación de los pueblos debe ser obra de los pueblos mismos.

ricardorojo7819@yahoo.com.mx

http://www.facebook.com/ricardorojo.3367 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Desde México nos solidarizamos con la Huelga en Colombia

21/11/2019

1/10
Please reload

Posts Recientes 
Please reload

Encuéntrame en:
  • Facebook Long Shadow
  • Twitter Long Shadow
  • YouTube Long Shadow
  • Instagram Long Shadow
  • Frente Popular Revolucionario
  • fprmx
  • fpr_mx
  • Frente Popular Revolucionario