Posts Destacados 

Lucio Cabañas y la CNTE

22/05/2018

 


RICARDO ROJO

El escudo representativo de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) reivindica a cuatro maestros que forman parte de nuestra historia. Sobre la imagen de la república mexicana, en su parte superior de izquierda a derecha, están los rostros de los profesores Arturo Gámiz García, Genaro Vásquez Rojas, Lucio Cabañas Barrientos y Misael Núñez Acosta; más abajo, sobre el mapa, emerge un puño izquierdo representando la unidad, y, en la parte inferior, con mayúsculas cuatro letras rojas C.N.T.E.

El emblema, convertido en bandera, encabeza desde el año 1979 múltiples protestas de miles y miles de trabajadores de la educación de toda la nación, quienes luchan por democratizar su sindicato, democratizar la educación y democratizar el país.

La CNTE, es la única organización que ha visto nacer y desaparecer otras coordinadoras u otros frentes de lucha. Ha tirado dos cacicazgos corruptos y asesinos en el SNTE: en 1989 el del “profesor y licenciado” Carlos Jonguitud Barrios y en 2013 el de “la Maestra” Elba Esther Gordillo Morales. La CNTE es el referente histórico democrático de masas más importante de los últimos decenios y debe ser ejemplo de las nuevas generaciones de maestros que marchan con esta bandera, más allá de los mercaderes arribistas y entreguistas que por estos tiempos negocian con su nombre.
Desde el primer día de su fundación, la CNTE enfrentó una gran cantidad de acechanzas del gobierno, de asesinos líderes charros del SNTE, de caciques regionales, de empresarios, de partidos políticos de derecha y uno que otro de la falsa izquierda. En sus 39 años de existencia, le han asesinado a decenas de sus integrantes, desaparecido a otros tantos y encarcelado a centenas, lo que no la arredra y se mantiene de pie, defendiendo los más nobles y consecuentes principios del sindicalismo de clase, como lo rezan sus documentos centrales aprobados en sus congresos nacionales.

Esta CNTE es la que reivindica la memoria del maestro guerrerense, Lucio Cabañas Barrientos, asesinado en un enfrentamiento con el ejército mexicano el 2 de diciembre de 1974, días antes de cumplir los 36 años de edad, y cinco años antes de que se fundara la CNTE en Tuxtla Gutiérrez, Chiapas.

Hace 51 años que el profesor Lucio Cabañas abrazó la lucha armada -junto a centenares de seguidores- porque el Estado mexicano les cerró todas las puertas para canalizar por la vía constitucional y pacífica las demandas justas que su organización encabezaba, situación que se agravó por un hecho de sanguinaria represión.

La mañana del 18 de mayo de 1967, Lucio Cabañas impartía sus clases en la escuela primaria “Modesto Alarcón”, cuando un grupo de padres de familia de la escuela primaria “Juan Álvarez” de Atoyac de Álvarez, Guerrero, fue a verlo para que dirigiera un mitin donde se exigía la salida inmediata de la directora, Julia Paco Piza, y profesores que la apoyaban. Lucio accedió. Hacía uso de la palabra frente a la multitud, cuando repentinamente irrumpen agentes de la policía judicial y pistoleros a sueldo de caciques de la región disparando sobre el pueblo desarmado, asesinando en el acto a once personas. Lucio Cabañas logra escapar protegido por la gente y días después, ya levantado en armas e internado en la sierra de Atoyac, expresaría “…lo que sí es cierto, es que con una matanza nos decidimos a no esperar otra. Y hemos dicho aquí que para que un movimiento armado empiece, necesita varias condiciones: que haya pobreza, que haya orientación revolucionaria, que haya un mal gobierno, que haya un maltrato directo de los funcionarios. Todas esas cosas se pueden aguantar, pero lo que no se puede aguantar es que se haga una matanza, eso sí que no se puede aguantar…” (Doralicia Carmona Dávila, Memoria Política de México).

La memoria y los aportes del maestro Lucio Cabañas -de trascender de la escuela a la comunidad- alumbran el camino de la CNTE. La historia es necia, pues hoy, a 51 años de aquellos acontecimientos, siguen existiendo condiciones adversas para los maestros de México y para todos los trabajadores del campo y la ciudad. El maestro Lucio Cabañas y sus seguidores sufrieron persecución y represión de la secretaría de educación y gobiernos de aquel entonces; los caciques y empresarios los acusaron de revoltosos y violentos, y no les perdonaron que se convirtieran en guías comunitarios en defensa de la educación pública, en organizadores de los campesinos en defensa de su trabajo y los recursos naturales y de la democracia popular.

Por estos días la CNTE iniciará una Huelga Nacional Magisterial en defensa de la educación pública, contra una reforma educativa punitiva y por el alto a la represión y agresión a sus derechos laborales. La Coordinadora declaró que “…es una necesidad política ante la cerrazón e insensibilidad de un gobierno que agoniza y mantiene una profunda crisis.”, y que la Huelga será “unitaria y contundente” (Asamblea Nacional, acuerdos, 15/mayo/2018).

Habrá quienes, a esta hora de la patria, cuestionen los métodos de lucha del maestro Lucio Cabañas Barrientos y el Partido de los Pobres, pero lo que es una realidad incuestionable, es que persisten los motivos que ocasionaron aquellos acontecimientos históricos; por eso -tal vez-, la CNTE reivindica aquella frase de Lucio, que se ha puesto de moda, “ser pueblo, hacer pueblo y estar con el pueblo”.

ricardorojo7819@yahoo.com.mx

http://www.facebook.com/ricardorojo.3367 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Cambios en el gabinete con tintes electoreros y sin perspectiva para el desarrollo de los pueblos de Oaxaca

11/03/2020

1/10
Please reload

Posts Recientes 
Please reload

Encuéntrame en:
  • Facebook Long Shadow
  • Twitter Long Shadow
  • YouTube Long Shadow
  • Instagram Long Shadow
  • Frente Popular Revolucionario
  • fprmx
  • fpr_mx
  • Frente Popular Revolucionario