Posts Destacados 

Salir a las calles, única opción para defender la voluntad popular

30/06/2018

 

 

La campaña que inició el último día de marzo concluyó. La guerra por ocupar la silla presidencial se ha caracterizado por matizar el neoliberalismo desde los diversos bandos. Esta “guerra” entre ellos, entra en su etapa final con el reciente tercer debate presidencial.

 

Un elemento fundamental que es necesario analizar radica en las reuniones privadas que tuvieron los candidatos con el Consejo Mexicano de Hombres de Negocios, todos fueron a rendir pleitesía a la oligarquía del país. Fue una serie de pláticas que tuvieron como trasfondo tomar la decisión de quién será quién administre los próximos 6 años los intereses de la burguesía y el imperialismo. A pesar de que ningún tema de fondo tratado en dichas pláticas se ha dado a conocer, es claro que todos los contendientes recibieron las instrucciones y condiciones para que sea ungido por parte de los personajes más oscuros de la política y economía mexicanas, “La Mafia del Poder”.

 

En ese sentido, la  encuesta publicada por la Confederación Patronal de la República Mexicana, resulta un síntoma de que los oligarcas, al menos mayoritariamente, se han definido por la candidatura de Andrés Manuel López Obrador muy a pesar de que un sector recalcitrante de derecha sigue con la intención de bajar a toda costa la posibilidad de que el tabasqueño pueda ser el próximo presidente (léase las declaraciones del dueño de Soriana, una de las cadenas de tiendas departamentales más grandes del país, históricamente vinculada al Partido Revolucionario Institucional).

 

En el otro lado, un montaje por parte de los operadores mediáticos del candidato albiazul, intentó posicionar al señor Ricardo Anaya como el “candidato de los estudiantes” con un show televisivo en la Universidad Iberoamericana. Aprovechando que este fue el lugar de la debacle mediática del actual presidente, Enrique Peña Nieto, Anaya se hizo rodear de un grupo de jóvenes (la mayoría acarreados) que le gritaban ¡Presidente, Presidente! Como si la mencionada universidad representara el sentir de la inmensa mayoría de estudiantes que tienen que recibir educación en condiciones paupérrimas o los cientos de miles de jóvenes que quedan sin la oportunidad de una educación superior. Por si hubiera sido poco, salió a la luz un vídeo que demuestra cómo se utiliza el poder público por parte del queretano para hacerse de recursos para alimentar su campaña y enriquecerse demostrando una opulencia insultante para los trabajadores y el pueblo mexicano.

 

Tratando de dar un golpe de timón en el tercer debate, Anaya denunció que AMLO tiene constructores favoritos y les asignó la cantidad de 173 millones de pesos en obras durante su gestión en la Ciudad de México. Lo impresionante es el cinismo con el que acusa siendo que él mismo se ha beneficiado con contratos mayores en su estado natal, sin haber sido gobernante.

 

A un lado, el candidato de Peña Nieto, con una campaña desangrada, soltando golpes por todos lados y sin resultado trascendental en las preferencias electorales, confía plenamente en la capacidad gangsteril y mapache de la estructura priísta en la manipulación de votos. Nadie debe dar por muerto a un actor que durante más de 80 años se ha especializado en la compra, coacción de votos y relleno de urnas. Con un aparato estatal funcionando al 100 a favor del candidato oficial pretenden imponer al gris operador de los “gasolinazos” y la “Estafa Maestra”.

 

Las voces “progresistas” que se encuentran en la campaña por la llegada de AMLO, incluso, se han sumado peligrosamente a la condena de la movilización callejera, reduciendo la participación política a la emisión del sufragio. Lo que no les ha quedado claro a esas voces es que el peligro del fraude aún se cierne sobre la jornada del 1 de julio. Sin la organización del pueblo de México ¿quién defenderá la voluntad popular? ¿Será sólo un llamado espontáneo el que logrará el respeto de la voluntad popular? ¿Dejarán que las masas vayan solas a la confrontación con la ultraderecha? Olvidan también esas voces que, incluso, aunque AMLO llegara con el respaldo popular, se va a topar con que los intereses de los oligarcas se confrontan con los de las grandes mayorías ansiosas de cambio. Olvidan que aun cuando AMLO decida plegarse a la voluntad mayoritaria encontrará grandes resistencias por parte de la derecha y la ultraderecha. Se olvidan entonces los señores “progresistas” que sólo el pueblo organizado y en las calles puede salvar al pueblo.

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Cambios en el gabinete con tintes electoreros y sin perspectiva para el desarrollo de los pueblos de Oaxaca

11/03/2020

1/10
Please reload

Posts Recientes 
Please reload

Encuéntrame en:
  • Facebook Long Shadow
  • Twitter Long Shadow
  • YouTube Long Shadow
  • Instagram Long Shadow
  • Frente Popular Revolucionario
  • fprmx
  • fpr_mx
  • Frente Popular Revolucionario