Posts Destacados 

Asamblea de profesores de la #UNAM pide aumento salarial a #AMLO

16/08/2018

 

Ciudad de México a 16 de agosto de 2018

LIC. ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR
PRESIDENTE ELECTO DE LOS ESTADOS UNIDOS MEXICANOS
P R E S E N T E :

ASUNTO: Se informa sobre la precarización
de la labor docente en la UNAM

La diferenciación salarial (unos ganan “mucho” y la mayoría tienen ingresos bajísimos), la desintegración del salario (con bonos, estímulos, compensaciones, etc.) y su estancamiento crónico (cada año el salario de los académicos decrece ligeramente respecto a la inflación), responden a la forzada importación de la lógica industrial-empresarial al sector educativo. Las condiciones de trabajo docente y de estudio son sometidas a presiones económicas que tienen su origen en esta lógica. Por ello, el equipo auxiliar y el material didáctico están prácticamente ausentes del proceso educativo y el número de alumnos en cada grupo es absurdamente elevado. Por la misma razón los contenidos, los planes y los programas de estudio, así como los métodos de enseñanza no evolucionan, pues en esta absurda lógica no hay razón o sustento económico para que ello ocurra.

Nuestro sistema educativo está diseñado para proporcionar capacitación básica para el trabajo y formación elemental ciudadana, pero no para educar y desarrollar las capacidades de las personas. No se educa para la vida en sociedad, se forma para el trabajo precario. Por ello, la calidad de la educación y las condiciones de estudio y de trabajo docente carecen de importancia en el presupuesto educativo.

En grupos de más de 24 alumnos (condiciones de hacinamiento) el aprendizaje es muy difícil y por lo general se reduce a la memorización provisional de la información. Promover el aprendizaje en condiciones de hacinamiento es una tarea imposible de cumplir. Comunicarse con los alumnos; retener su atención; conseguir que trabajen y dar seguimiento personalizado al trabajo.

Promover y dar tiempo a la participación profunda y reflexiva de los alumnos en la clase. Revisar, corregir y acompañar el trabajo extraclase. Son actividades que demandan grupos pequeños. Grupos hacinados obligan a los docentes a la simulación y al desarrollo de estrategias de sobrevivencia: se solicitan trabajos que no se revisan o se hace superficialmente (esto induce a los alumnos a la simulación, la corrupción y la indolencia), se abusa de “libros de texto” de baja calidad llenos de “ejercicios”, cuestionarios y machotes, etcétera.

La estabilidad en el empleo es una condición esencial para el trabajo docente pues permite la acumulación de experiencia, la profesionalización y la continua capacitación y actualización.

La suma de inestabilidad laboral, pocas horas de nombramiento y bajos salarios obligan a los docentes a tener otras fuentes de ingresos que roban tiempo a la enseñanza. Así, la docencia puede convertirse en el trabajo complementario al que se le pone poca atención. O bien, el docente atiende grupos de estudiantes en dos o más escuelas. Algunos profesores trabajan entre 50 y 60 horas a la semana frente a grupo en jornadas que inician a las 7:00 am y concluyen a las 10:00 pm, soportadas gracias a las estrategias de sobrevivencia con las que el docente finge ante sí, ante sus alumnos y ante la institución en la que hace su trabajo.

Los bajos salarios y la casi inutilidad de los sindicatos de académicos y por tanto de vías y posibilidades para luchar por mejorar las condiciones de vida y de trabajo, induce a algunos docentes a la corrupción: venden a los alumnos libros y otros materiales didácticos de escasa calidad y menor utilidad educativa, piden a sus alumnos asistir a “obras de teatro” y otros espectáculos en los que llevan comisión del 40 al 50%. Por falta de alternativas se sustituye la lucha por el salario con la corrupción.

Los académicos de la UNAM perciben un salario de $359.62 por hora contratada (hora/semana/mes). Por tanto, cada hora de trabajo frente a grupo se paga $89.90.

Los docentes no pueden sobrevivir atendiendo pocos grupos porque los salarios son muy bajos. Deben atender el mayor número posible de grupos, pues no se les paga por su formación técnica o científica, ni por sus conocimientos especializados y su experiencia profesional, se les paga por el número de alumnos atendidos. En México y en la UNAM los docentes trabajan a destajo. Puesto que los maestros se ven en la necesidad de atender el mayor número posible de grupos, para la institución el valor de cada académico reside en cuántos alumnos atenderá no en su experiencia docente ni en su preparación profesional.

Si un grupo está integrado por 50 estudiantes al académico se le paga $1.79 por cada alumno que atiende durante una hora. Pero si el grupo tiene 90 jóvenes (como suele ocurrir en las preparatorias y facultades) su pago por alumno será de $0.99. En contraste, si el grupo está formado por 24 alumnos, como sucede en las áreas de Ciencias Experimentales, Idiomas y Matemáticas en el CCH, el pago por estudiante es de $3.74. En consecuencia, los profesores de asignatura de las Facultades, de la ENP y de las áreas de Talleres e Historia y de las materias de Psicología y Educación Física del CCH ganan 47.86% menos que los profesores de asignatura de las áreas de Ciencias Experimentales, Matemáticas e Idiomas del CCH.

Por un grupo de tres horas un académico recibe $1,078.86 al mes. Con un grupo de cinco horas el ingreso sube a $1,798.10 y quienes logran trabajar 30 horas a la semana reciben $10,788.60. Pero estos últimos son una minoría representan alrededor de 5% del total. Los docentes con menos de 11 horas contratadas son el 37% del personal académico y representan el 24% quienes tienen contratadas entre 11 y 22 horas. En otras palabras, el 37% de los académicos tiene un salario de $3,596.20 o menos. El 24% recibe entre $3,955.82 y $7,911.64
Los profesores se encuentran atrapados en una situación absurda, aunque de tan generalizada ha tomado aspecto de normalidad: buscan afanosamente tener el mayor número posible de horas contratadas para alcanzar un ingreso que les permita sobrevivir. Pero al hacerlo su trabajo es tan arduo y ficticio que pierde en gran medida su esencia. Para mantenerse con dignidad el académico debe renunciar en los hechos a su papel de educador y deja de disfrutar su trabajo.

Tener muchas horas contratadas viene acompañado de un sobre esfuerzo que incluye desgaste emocional. En el proceso enseñanza-aprendizaje las interacciones personales son el medio, el método y el estímulo para su desarrollo. El docente interactúa cada día con decenas o cientos de estudiantes en diversas circunstancias, lo que le demanda un gran esfuerzo anímico continuado, que termina por agotarlo y en muchos casos por minar su salud física y emocional. Pero este aspecto de la vida académica permanece como un tabú. El sobre esfuerzo emocional no es mencionado, menos estudiado ni considerado un riesgo de trabajo por los sindicatos, las instituciones y los patrones, pero debe ser considerado un riesgo a la salud de los académicos y por tanto ser un criterio relevante para la mejora de las condiciones de trabajo y las remuneraciones de los profesores.

Para ser docente en la UNAM es necesario tener un familiar o un amigo que a su vez sea amigo del director de algún plantel y/o hacer un examen filtro con el que supuestamente se demuestra la posesión de los conocimientos disciplinarios y educativos para enfrentar la labor docente. Tres años después del ingreso el profesor puede solicitarse un concurso (examen) para la definitividad (obtener base), pero para ello la dirección del plantel debe hacerle el favor de asignarle un grupo como definitivo en forma provisional, para que el maestro pueda ponerlo en concurso abierto.

El examen filtro aplicado a los académicos de nuevo ingreso al CCH es ilegal, no está contemplado en el Estatuto del Personal Académicos (EPA). La oportunidad para obtener la definitividad a los tres años de antigüedad viola la Ley Federal del Trabajo, puesto que persiste la materia de trabajo; los grupos y los alumnos. El examen para obtener la definitividad carece de lógica educativa y laboral porque un profesor puede aprobar el examen, pero perder el grupo que puso a concurso y quedar sin definitividad a pesar de haber aprobado el examen. Al mismo tiempo, un académico que haya reprobado el examen para la definitividad puede seguir impartiendo clases por tiempo indefinido, pero en calidad de interino. Es decir, no es apto para dar clases como definitivo, pero sí lo es para dar clases como interino.

Los bajos salarios y la escasez de plazas de carrera (tiempo completo) provocó que progresivamente los concursos por estás plazas fueran más competidos y se convirtieran en botín de grupos de interés disfrazados de equipos académicos y los concursos cada día son menos transparentes; el triunfador es elegido antes del concurso.
Las pocas y pospuestas jubilaciones y el exceso de personal académico generaron escasez de grupos que provocó que los concursos para obtener la definitividad se hayan convertido en parte del botín político de grupos pseudoacadémicos, manipulándolos para definir al triunfador antes de iniciarse el concurso.

Sí comparamos los ingresos de los académicos mexicanos con los que perciben educadores de otros países, observamos que los de la UNAM reciben salarios que son de los más bajos del mundo. Los países miembros de la OCDE invierten en promedio el 5.2% de su PBI en educación; un tercio se destina a los niveles superiores. México dedica precisamente el 5.2% del PIB a la educación, pero la magnitud del PIB mexicano es menor al de la mayoría de los miembros de la OCDE y su población es de las mayores del grupo, por lo que el presupuesto educativo resulta menor en realidad al de la mayoría de los países miembros.

Los maestros de bachillerato o educación superior con diez años de experiencia ganan en Luxemburgo 137 mil dólares anuales, en Suiza 130 mil; en Alemania 84 mil; en Austria y Corea 75 mil y en Países Bajos 66 mil. En la UNAM un profesor de carrera, del nivel más alto (con más de 20 años de experiencia) gana cada mes cerca de $110,000 y a lo largo del año recibe como $1,650,000 lo que equivale a US$82,500. Nada mal, pero son muy pocos. Los académicos de bachillerato y educación superior con diez años de experiencia ganan en EUA 68 mil dólares al año y en Canadá 66 mil. En la UNAM un profesor de asignatura, definitivo con 30 horas y más de 20 años de experiencia recibió en 2017 poco menos de $260,000, es decir, US$13,000. Aunque estos profesores con muchas horas también son una minoría.

La mayoría de los profesores de la UNAM tiene pocas horas. El promedio de ingresos de los trabajadores académicos de la UNAM es de alrededor de $7,000 y sus ingresos anuales alcanzan los $105,000 que equivalen a tan solo US$5,250 al año. Menos del 8% de lo que ganan sus colegas en EU o Canadá.
Los US$13,000 anuales que ganan los profesores de asignatura con 30 horas y 20 años de experiencia o los US$5,250, que es el ingreso promedio de los académicos de la UNAM (incluyendo profesores de asignatura y de carrera), quedan muy por debajo de los ingresos de los docentes con bajos salarios en Europa; en la República Checa 20 mil dólares al año; en Polonia 26 mil; Hungría 27 mil; Turquía 32 mil; Grecia 38 mil; Chipre 38 mil; Israel 39 mil; Escocia 43 mil, Eslovenia 45 mil; Suecia 46.

El salario promedio de los profesores de los países integrantes de la OCDE es de US$28,854 al año, al inicio de su carrera y de US$45,602 cuando se retiran. En la UNAM un académico de carrera del nivel más alto (tiempo completo con más de 20 años de experiencia) gana al año US$82,500, mucho más que el promedio al retiro. Pero un profesor de asignatura definitivo con 30 horas y más de 20 años de experiencia gana solo US$13,000 al año; menos de la mitad del promedio al inicio de la vida académica en la OCDE y el ingreso promedio de los académicos de la UNAM es de US$5,250 al año, que equivale al 18% del ingreso promedio inicial en la OCDE.

En Suiza el salario de los docentes al empezar a trabajar es de US$61,437 al año y al retirarse llega a US$94,038. En Alemania comienzan ganando US$57,357 y pueden llegar a US$79,088. En la UNAM, un profesor inicia ganado menos de US$5,250 al año y así puede permanecer toda su vida académica. Si tiene suerte, se porta bien y trabaja mucho puede llegar a ganar US$13,000. Y si es bendecido por los dioses del Olimpo burocrático podría llegar US$82,000.

Por lo anterior hemos demandado a la UNAM:
Aumento salarial de 50%.

Estabilidad en el empleo; definitividad directa e inmediata a todos los profesores. con tres años de antigüedad.

Establecer 24 como número máximo de alumnos por grupo en toda la UNAM.

Para la satisfacción de nuestras demandas no es indispensable la participación de algún sindicato porque su representación o su titularidad sobre el Contrato Colectivo de Trabajo no anula el derecho de los trabajadores a presentar ante la autoridad sus demandas y en consecuencia que estas sean atendidas y resueltas.

El Rector es la máxima autoridad en la UNAM y el Consejo Universitario revisa y aprueba el presupuesto universitario. Ambas instancias pueden decidir de manera unilateral (sin participación de sindicato alguno) incrementar el salario a los profesores de la UNAM. El Consejo Universitario puede acordar que el número máximo de alumnos por grupo sea 24.

La división de grupos grandes en dos de 24 alumnos permitirá dar estabilidad en el empleo con un buen número de horas a todos los académicos de la UNAM e incluso contratar a más profesores.

El efecto sinérgico de incrementar en 50% el salario (en realidad los ingresos totales) de los académicos, hacerlos definitivos (darles estabilidad en su trabajo) y limitar a 24 el número de alumnos por grupo académico es un buen comienzo para que la labor docente en la UNAM deje de ser trabajo precario a destajo y para mejorar sustancialmente la educación que imparte nuestra institución.

ATENTAMENTE
ASAMBLEA DE PROFESORES DE LA UNAM 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

A UN MES DEL CRIMEN DE ESTADO ¡TOMÁS MARTÍNEZ VIVE, LA LUCHA SIGUE!

25/09/2020

1/10
Please reload

Posts Recientes 
Please reload

Encuéntrame en:
  • Facebook Long Shadow
  • Twitter Long Shadow
  • YouTube Long Shadow
  • Instagram Long Shadow
  • Frente Popular Revolucionario
  • fprmx
  • fpr_mx
  • Frente Popular Revolucionario