Posts Destacados 

Baja California: cambio de gobierno y maestros sin pago

En Baja California hubo cambio de gobierno este 1 de noviembre, después de las elecciones donde el obradorismo llamó a votar carro completo, se llevaron efectivamente todas las posiciones en la gubernatura, congreso y cabildos.

De ninguna manera esto cambió de fondo las condiciones ni de participación popular ni de solución a las necesidades de las masas. Claro que siguen los programas asistencialistas, pero controlados por el hoy partido de Estado, donde se agrupan ahora los tránsfugas del PRI, PAN, PVEM y demás fauna politiquera.

El cambio consistió en la sustitución de la camarilla del rancio priísmo encabezado por el gringo Bonilla, al panismo recién removido. Viejos funcionarios de Kiko Vega (anterior gobernador panista) ya se encuentran nuevamente despachando. En el terreno educativo el panorama es el mismo, ahora ocupan cargos férreos defensores de la mal llamada reforma educativa peñista, operadores de Elba Esther Gordillo y otros secuaces por el estilo.




Pero en este cambio de facciones a muchos sectores se los llevan entre las patas. Los recursos desviados a las campañas y bolsillos de funcionarios salientes ahora hacen falta para el pago a jubilados, magisterio y otros sectores del gobierno. La situación llega a ser tan insostenible que las dirigencias charras de las recién impuestas secciones del SNTE han llamado al paro laboral.

Sin embargo, estas acciones de “protesta” solo buscan apaciguar la inconformidad de los trabajadores y jubilados sin pago, porque ante las clases escolares en línea en la todavía dominante ola de contagios en el estado, el paro se restringe a seguir igual, sin manifestaciones ni movilización de ningún tipo.

Ante esta simulación, la CNTE ha llamado a la movilización en todas las formas posibles de acuerdo con sus condiciones, y en toda la zona costa del estado han instalado plantones en las oficinas del sistema educativo: Tijuana, Ensenada y San Quintín.

Al cierre de esta edición van tres días de plantón, que se mantiene a pesar de las declaraciones de la nueva gobernadora de que ya les van a pagar. Si bien estas movilizaciones son aún disminuidas, representan la tendencia al cuestionamiento callejero contra las políticas del régimen que sigue en forma y fondo con las políticas neoliberales.

Posts Recientes