Posts Destacados 

Disminuirá el presupuesto para el campo en el próximo año

Sin un análisis sobre la situación agropecuaria, deberá disminuir 5.33% en términos reales comparándolo con lo asignado al presente año.

En el presente mes, la Secretaría de Hacienda presentó su propuesta de ingresos y egresos a la Cámara de Diputados. Paralelamente, el Consejo Nacional Agropecuario reafirma dicha iniciativa. Adiciona su visión agroempresarial local e internacional expresada en créditos con mayor acceso. Desde el 2018, la política agropecuaria se ha centrado desaparecer los programas sociales y unificar los diversos estímulos al consumo.

Se contemplan 10 giros dirigidos al apoyo al campo, de los cuales 7 recaen directamente sobre el consumo del productor. Los 4 programas “estrella” son una imposición de la 4T, sin consulta ni evaluación, han perdurado pese al pésimo resultado, “Producción para el Bienestar” encabeza el gasto con el 40% asignado del total, seguido por “Precios de Garantía” (24.83%)”, “Fertilizantes” (5.13%) y el “Programa de Fomento a la Agricultura” (3.19%).

Como cada período, durante los últimos 3 años la Secretaría de Hacienda ha repetido el “machote” trasquilado de programas sociales. Se prevé, que la inflación anual acumulada cierre en 5.7% para el 2021, principalmente por el alza de productos alimenticios. Debemos considerar el impacto en los medios de subsistencia rurales, ya que alrededor del 76% son apoyos directos al consumo. Descontando la inflación del monto total asignado, pasamos de 65,315.37 a 49,320.64 (millones pesos a precios de inicios del 2021).

Visualizamos ahora la variación desde enero del 2021, y el efecto negativo que tendrá la inflación al iniciar el 2022. Con este cálculo, se puede deducir que no hay incremento el presupuesto agropecuario, sino que su reducción fue mayor de lo que se tiene de la inflación esperada, ya que al caer el presupuesto en 6.9%, cae mucho mayor que el aumento a la inflación (5.7%). Por esta reducción anual, el programa de “Adquisición de Leche Nacional” perderá alrededor del 11% de su poder de compra. Mientras que habrá una perdida real de 1, 437.70 millones de pesos en “Producción para el Bienestar” (alrededor del 7%). Tanto las centrales campesinas como el Partido de Estado, festejan el aparente éxito de la precarización permanente de la vida. Y se reúnen desde ahora para esgrimir la táctica que reparta el botín entre las grandes cadenas agroindustriales en México.

Desde ahora, en 3 meses debemos frenar, con la lucha callejera, esta embestida neoliberal declarada contra el campo mexicano. Construyamos la Asamblea Nacional del Proletariado y los Pueblos de México, con nuestro programa agrario revolucionario; donde se priorice la vida del campo, la ciudad y el desarrollo integral como seres humamos.

Posts Recientes