Posts Destacados 

El derecho a la estabilidad en el trabajo en el sector público


El Artículo 5 de La Ley Federal para Trabajadores al Servicio del Estado define con toda claridad quienes son trabajadores de confianza, es decir los que no cuentan con la base laboral. Al mismo tiempo define en su Artículo 6º: “Son trabajadores de base: l00000000os no incluidos en la enumeración anterior y que, por ello, serán inamovibles. Los de nuevo ingreso no serán inamovibles sino después de seis meses de servicios sin nota desfavorable en su expediente”.

A simple vista pareciera muy preciso en cuanto a la característica de un trabajador de base, luego entonces ¿por qué no se garantiza que todos los trabajadores que no se enmarcan con las características de un trabajador de confianza, sean considerados trabajadores de base?

De acuerdo a la política laboral en el sector público, se han creado una serie de medidas para impedir que los trabajadores cuenten con la protección de la ley, ante la cual anteponen lineamientos para supuestamente legalizar diversas formas de contratación de mano de obra, dando lugar a relaciones laborales fuera del marco legal; esto sin importar que los trabajadores contratados bajo estos esquemas realicen exactamente las mismas funciones que los trabajadores de base.

La intencionalidad de estas medidas no es administrativa, sino política y sobre todo económica, pues con ello evitan el pago y disfrute de las prestaciones laborales y de las cuotas patronales sobre todo en los rubros de seguridad social.

La situación no es cosa menor cuando se observa que bajo estos esquemas se encuentran miles de trabajadores que están laborando bajo el régimen de honorarios o de eventuales por obra determinada o incluso con aberraciones como el de “asimilados a salarios” y “autogenerados”; como sucede en la “democrática, innovadora y de derechos Ciudad de México”.

Pero, por si esto fuera poco, en esta ciudad, desde donde se proyecta una figura presidenciable se establecen mecanismos donde se simula la base laboral, pero en realidad son artimañas para impedir el disfrute pleno de los derechos de un trabajador de base, como sucede con la aplicación o mejor dicho la falta de aplicación de “dígito sindical” lo que también pone en entredicho la libertad sindical, objetivo fundamental dicen de la reforma laboral del 2019; o la existencia de una nómina paralela que no está reconocida donde se ubican inscritos niveles salariales como el 4.69 o el 11.90.

Ante tal situación, la Asamblea General de Trabajadores realizó un Foro sobre el DERECHO A LA ESTABILIDAD EN EL TRABJO como un espacio para la denuncia sobre esta política que desde hace años se lleva a cabo en el sector público y muy particularmente en el Gobierno de la Ciudad de México (CDMX), este foro tendrá verificativo el viernes 27 de mayo en el Congreso local de la CDMX, que servira de base de lucha para exigir el respeto al derecho a la estabilidad en el trabajo.
Posts Recientes 
Encuéntrame en:
  • Facebook Long Shadow
  • Twitter Long Shadow
  • YouTube Long Shadow
  • Instagram Long Shadow