Posts Destacados 

Estabilidad y precariedad laboral: en los trabajadores del Gobierno de Ciudad de México (Parte III)


En el pasado número de nuestro periódico dimos cuenta de la política laboral del Gobierno de la Ciudad de México y hoy concluimos este tema.

Podría señalarse que la administración de la actual Jefa de Gobierno Claudia Sheinbaum Pardo, le fue heredada Nómina 8 con toda la problemática que se refiere ante los reclamos y necesidades de los trabajadores para lograr una verdadera estabilidad laboral. En 2019 declaró que se haría un análisis para detectar aviadores y promotores de políticos, sin embargo, la realidad no se ha dado paso en lo fundamental: terminar con la simulación y dar certeza y estabilidad en el empleo. Por el contrario, convinieron con ellos para mantener cierto control de personal y actividades durante la primera ola de la pandemia SARS-Cov-2.

Pero crearon y existen ahora una serie de contrataciones en peores condiciones para los trabajadores. En los nuevos programas de Servidores de la Ciudad, Ponte Pila, Pilares (puntos de innovación, libertad, arte, educación y saberes) y Promotores Culturales, que no están considerados como trabajadores o prestadores de servicios, son “beneficiarios” de los programas señalados anteriormente, por lo que ni siquiera pueden pensar en tener una estabilidad laboral mínima, ni el gobierno de la ciudad se ve obligado a darles los servicios médicos. Bajo este esquema en la vida diaria de los miles de trabajadores de programas, se enfrentan al acoso laboral (mobbing), sexual, discriminación, sobre explotación en las muy amplias jornadas laborales, están amenazados de despido si dialogan con los trabajadores de base o de cualquier otro tipo de contratación, haciéndoles efectivo la carta de renuncia voluntaria que les hacen firmar desde su aceptación e incorporación al programa.

Es necesario señalar que el programa de Servidores de la Ciudad, fue diseñado para crear estructuras paralelas a los trabajadores de base, promotores vecinales. No solo se impulsa y autoriza el robo de materia de trabajo, sino que se aplica todo el terrorismo laboral en distintas dependencias contra los trabajadores, haciendo invivibles sus ya difíciles condiciones de sus centros de trabajo, situaciones claramente de precarización del empleo.

Los trabajadores de Nómina 8 del Gobierno de la CDMX son sólo un ejemplo, porque como UGTM podríamos señalar a nuestros compañeros trabajadores de la construcción, Metro de la CDMX, maquilas de Baja California, trabajadores de la salud de Oaxaca, obreros industriales en Arcelor Mittal y Coconal en Lázaro Cárdenas, Michoacán; los trabajadores de bachillerato de Chiapas y Baja California, etc., como otros tantos ejemplos donde de forma cotidiana se violan los derechos laborales.

Por ello a los trabajadores organizados y en contra del charrismo sindical, nos convoca a seguir luchando por democracia sindical, por un sindicalismo de clase y en contra de la explotación del trabajador.

Y pensamos que esta es una oportunidad para tejer unidad, lucha y organización de la clase obrera y los trabajadores.

Por ello planteamos al Encuentro Sindical las siguientes propuestas:

  1. Desarrollemos la unidad basada en sindicalismo de clase, democrático, asambleísta, unitario e internacionalista. Contra el charrismo sindical y por democracia sindical, en defensa y por la ampliación de nuestros derechos laborales.

  2. Se valore el convocar un Segundo Encuentro por la Democracia Sindical para todos aquellos que por alguna razón no pudieron participar el día de hoy, pero que están de acuerdo con el carácter del Encuentro sumemos esfuerzos.

  3. Busquemos los tiempos favorables para que podamos desarrollar una jornada de lucha nacional, en donde demos a conocer los objetivos y acuerdos emanados de este o del Segundo Encuentro.

  4. Que las necesidades y objetivos de los trabajadores se proyecten en iniciativas parlamentarias, teniendo claro que sólo con la lucha y organización de los trabajadores podremos materializar nuestras necesidades como clase.



Posts Recientes