Posts Destacados 

La “Cobranza delegada”: nueva tienda de raya






Recientemente el Senado de la República ha aprobado la reforma a la Ley General de Títulos y Operaciones de Créditos para incorporarle la figura de “Crédito de nómina con cobranza delegada”. Esta modificación que se intenta presentar como de protección a los créditos a los trabajadores, es en realidad un atentado contra el salario, puesto que se dirige principalmente a facilitar la cobranza de parte de las instituciones bancarias utilizando a los patrones como cobradores para descontar de los ingresos por salarios, percepciones extraordinarias, indemnizaciones laborales y pensiones o rentas vitalicias de los trabajadores.

Con esta medida las entidades financieras verán simplificado el cobro, violentando el debido proceso de los deudores, lo que en los hechos se traduce en un embargo de las percepciones salariales en beneficio de los bancos. En otras palabras, se instala un modelo semejante a las tiendas de raya ahora operadas por los prestamistas bancarios y negando en los hechos el derecho de defensa de los trabajadores.

Con la nueva disposición, ahora será el trabajador quien tendrá que demandar al banco en caso de que se le haya cobrado indebidamente, con el costo del juicio correspondiente en perjuicio del propio trabajador.

Lo anterior, además de representar un atentado contra el ingreso del trabajo, contradice el mandato constitucional que consagra al salario como inembargable. ¿Quiénes impulsan esta reforma? Nada más y nada menos que los senadores de Morena, entre ellos el capo del nuevo charrismo sindical, Pedro Haces.

A esta nueva propuesta de ley no se le ha dado la suficiente difusión y se ha opacado frente a otras discusiones, como la ley del outsourcing y la de datos biométricos para celulares, pero golpea directamente a los trabajadores y sus familias, quienes durante la pandemia se han visto más urgidos de solicitar algún préstamo para cubrir necesidades importantes.

Con este nuevo golpe, el derecho constitucional del salario de los trabajadores deja de ser inembargable, por lo que ante este intento de los bancos de despojar a las familias del producto de su trabajo, sobre todo en plena pandemia y crisis económica, debemos incorporar esta lucha a las acciones unitarias contra el resto de las medidas neoliberales que se mantienen y profundizan con la 4T.



Posts Recientes