Posts Destacados 

La lucha es contra el capital, que sostiene la violencia estructural



La cuenta pendiente de eliminar la violencia contra la mujer, persistirá si esperamos que el régimen que dice eliminarla, la sostiene, si por medio de su estructura se afianzan sistemáticamente todas las expresiones de violencia, impuestas desde: un modelo de belleza, familia, hogar, trabajado y lo que implica ser mujer en un Estado que mercantiliza sus cuerpos, las cosifica y las reprime, cómplice de la corrupción, el narcotráfico y el crimen organizado que cada vez gana terreno en la apología de la violencia y la descomposición social.

Que hoy la propaganda mediática trate de convencer los avances, no significa mucho si al mismo tiempo las convierte en las más aptas esclavas modernas, al encerrarlas en aceptar los trabajos más precarios, humillantes, degradantes, insalubres, y mal pagados, beneficiándose de la violencia estructural, sistemática y sistémica que las mantiene en un estado de exigencia, sometimiento y abuso.

México en cifras oficiales mantiene los altos índices de agresiones, denuncias, violencia, asesinatos y feminicidios, solo en agosto 2021 cerró con 107 feminicidios, la cifra más alta registrada en el Gobierno del Presidente Andrés Manuel López Obrador, datos de la (SSPC), marzo y mayo son los meses con más registros de víctimas de feminicidio, con 99 cada uno.

En ese contexto el gobierno de la 4T, inició en el 2020 el recorte del presupuesto y la desaparición de programas destinados a fomentar la equidad de género y auxiliar a las víctimas de feminicidios, estas medidas repercuten en la precariedad dejando a muchas mujeres más vulnerables a la violencia, es contradictorio que por un lado se suprimen y por otro se promocionen las políticas públicas orientadas desde los organismos internacionales con el fin de confundir y maquillar las consecuencias de su política de mercado, que si bien no se materializan, si inciden en individualizar el problema social de la violencia, responsabilizando a cada mujer su propia defensa con campañas de: ¡No te calles!, ¡Denuncia!¡Abandona a tu agresor! re victimizándolas cuando no acceden a un sistema de justicia eficiente, albergues temporales con atención integral, empleo, salario suficiente, guarderías, vivienda propia y digna, educación y salud pública para ellas y sus hijos.

Las políticas públicas de la 4 T solo representan un paliativo cuando se muestra a la sociedad que usar, agredir, humillar, violentar, desaparecer o asesinar a las mujeres cada vez con más saña, brutalidad y odio es una minucia donde reina la impunidad.

Este 25 de noviembre, recordamos la valentía de las hermanas Mirabal, sostenemos la lucha y llamamos a todas las mujeres a salir a las calles a denunciar la violencia, a exigir las condiciones necesarias para garantizar el respeto, la seguridad y la vida de todas las mujeres.

Eliminemos la violencia, transformemos la sociedad.


Posts Recientes 
Encuéntrame en:
  • Facebook Long Shadow
  • Twitter Long Shadow
  • YouTube Long Shadow
  • Instagram Long Shadow