Posts Destacados 

Más paramilitarismo en el campo, más explotación a los campesinos mexicanos



El campo en México y en general las zonas rurales del país, han venido desarrollando un proceso de paramilitarización, con tendencia creciente; nos referimos a los grupos armados que sirven a la burguesía agraria y su Estado mexicano, también expresado este como crimen organizado o narcotráfico como otro lado de la misma moneda, en donde según cifras oficiales del INEGI, entre los años 2007 y 2014 murieron 164, 000 civiles, frente a 103, 000 que suman los dos conflictos en Oriente Próximo (Afganistán e Irak).

La situación en el campo, como en la ciudad ha generado inconformidad y una concientización social en el país que dio origen a diversas agrupaciones políticas y militares revolucionarias, entre los cuales podemos mencionar Frente Campesino Independiente, a la Liga Comunista 23 de Septiembre, el EZLN, entre otras. A las que el Estado mexicano ha dado respuestas violentas, como la llamada guerra sucia y la guerra contra el narcotráfico.

La paramilitarización en el campo se ha desarrollado para garantizar proyectos de infraestructura, el extractivismo y la agroindustria, como el aniquilamiento de movimientos democráticos y revolucionarios; esto ha tenido como resultado, en Acteal en Chiapas, los asesinatos por paramilitares, de 45 tzotziles incluyendo mujeres y niños, En Guerrero la siembra de Amapola entre los campesinos pobres. En Michoacán las legítimas autodefensas del pueblo han sido penetradas por el paramilitarismo y las degeneró. etc. Esta situación que se ha presentado como una práctica generalizada y multifacética en todo el país.

Estos grupos paramilitares (como los del Yunque o los del Cartel del Golfo, etc.) se han extendido por todo el territorio mexicano y todos los gobiernos incluyendo el de 4T, los han encubierto, protegido o financiado. No siendo suficiente esto, la oligarquía financiera ha creado la Guardia Nacional para militarizar todo el país y garantizar el funcionamiento del modo de producción capitalista.

Todos los partidos de la burguesía, incluyendo a Morena están implicados en el desarrollo del paramilitarismo al grado que tienen cargos o controlan gobiernos públicos y no han dudado en agredir a los movimientos populares, como lo hacen con los zapatistas y otras organizaciones como nuestro Partido.

El paramilitarismo ha provocado el desplazamiento forzado de personas, sobre todo de territorios ricos en recursos para ser explotados por los capitalistas nacionales y extranjeros.

Los asesinatos, de nuestros compañeros Gustavo Salgado, Tomás Martínez Pinacho, Manuel Cartas, demuestran cómo esta política burguesa, está a la orden del día para defender los cacicazgos nacionales y locales, adormecer la conciencia de las masas, aniquilar la lucha revolucionaria en el campo mexicano para perpetuar la explotación del campesinado pobre o al medio, también mantener los atropellos e injusticias; ante esto como organización necesitamos cerrar filas, acrecentar la lucha en defensa de los recursos naturales y crear el frente único en el campo y la ciudad en contra del capital.





Posts Recientes 
Encuéntrame en:
  • Facebook Long Shadow
  • Twitter Long Shadow
  • YouTube Long Shadow
  • Instagram Long Shadow