Posts Destacados 

Querétaro en una ruta fascistoide con el PAN



Arrecian los vientos fascistas en el escenario político de Querétaro afianzado por el Partido gobernante en el sexenio que encabezará Mauricio Kuri. Durante los gobiernos prianistas la entidad ha sido un laboratorio de políticas fascistas en favor de los grandes capitales y del Yunque en contra de los trabajadores.

El control del ejecutivo estatal que tiene sobre el legislativo, judicial y órganos electorales es visible con la aprobación de leyes antipopulares como la “Ley garrote” elaborada por el Congreso local de mayoría panista que le permite al actual gobernador continuar con la política rapaz y antipopular que ha heredado de sus antecesores

Solo basta echar un vistazo al gabinete actual y nos anticipamos a las batallas que se aproximan y que tendrán que enfrentar las diferentes organizaciones políticas y sociales, por la defensa de los derechos humanos, del comercio popular, de pueblos originarios, de trabajadores de la educación, de las colonias populares y de resistencia a las políticas retrógradas que afectan la economía y vida de los queretanos.

La mano que mece la cuna sin duda alguna es la ultraderecha, el Yunque, que sin rubor y de forma descarada, la actual secretaria de gobierno de Querétaro se reúne con el grupo de ultraderecha “Vox” de España y su personero Santiago Abascal, eso nos permite avizorar un futuro incierto para la clase trabajadora y sus organizaciones, que a la vez nos obliga a repensar en la organización política que sea capaz de dar una respuesta de clase, nos obliga a resolver la necesidad del Frente Único y antifascista.

Integran al gabinete “nuevos” y “viejos” cuadros del PAN en una simbiosis que afianza la política antipopular del golpeador Francisco Domínguez Servíen, para continuar con la rapiña de los recursos naturales como la tierra o el agua en beneficio de constructoras, inmobiliarias y la industria a costa del deterioro ambiental y de los pueblos originarios; la privatización del agua potable que una parte ya está en manos particulares como sucedió con el servicio de la recolección de basura.

Por otro lado, continúa el abandono del campo, de los ejidos y comunidades agrarias en beneficio de los grandes terratenientes modernos, de los ganaderos afines al gobierno anterior y de las grandes constructoras e inmobiliarias que lucran con la necesidad de la vivienda y que han arrasado con áreas naturales protegidas y se han adueñado de cientos de hectáreas ejidales utilizando argucias legaloides y el descarado amasiato con el gobierno en turno.

A los trabajadores solo nos queda el camino de la organización y de la movilización para enfrentar las políticas neoliberales pintadas de diferentes colores ayer y hoy.

Posts Recientes