Posts Destacados 

Retiro del “pacto fiscal”, demanda legítima o medida distractora

El Gobernador Enrique Alfaro declaró: “Pues ya estuvo bueno del maltrato que se nos da a los estados que estamos produciendo, que estamos generando riqueza, empleos, trabajo y oportunidades para la gente”. Y está impulsando una “consulta” para definir si se mantienen dentro del “pacto fiscal” o se salen.

Representantes de la burguesía local denunciaron que Jalisco aporta casi el 7% del Producto Interno Bruto (PIB) nacional y a cambio, recibe menos del 2% de todo lo que se ejerce del presupuesto nacional.

El mandatario se escuda en un discurso casi populista para sustentar la posición de su grupo ultraderechista contra el otro grupo de poder representado por la 4T; en primer lugar el Gobierno de Jalisco ha demostrado tener los mismos malos manejos que el gobierno federal, priorizando ambos al capital privado y dejando a un lado a la clase trabajadora, mediante estas declaraciones incongruentes un grupo y otro intentan posicionarse como abanderados de las causas populares, sin embargo, para nosotros está claro que no funciona ni la separación del pacto fiscal ni la integración ciega a un programa federal sin estructura, donde los recursos van para los capitalistas.

Como expresión de la lucha electoral, el Gobierno de Alfaro está realizando una consulta en la que pregunta a la población si está de acuerdo o no en que Jalisco salga del pacto fiscal. Esto conlleva un alto gasto en el tema logístico, sin embargo durante toda la pandemia el gobierno estatal no atendió a las necesidades de los sectores más vulnerables, de igual forma el gobierno federal, lo que demuestra solo atienden las prioridades de la burguesía, que consisten en mantener su poder a costa del bienestar de la población disputándose los espacios y despilfarrando los impuestos de la población.

En las condiciones actuales, más que el retiro del pacto fiscal se requiere una auditoría general y castigo -sin impunidad- a todos los niveles de gobierno a fin de esclarecer sus gastos, inversiones y desvíos, puesto que el problema de fondo está en el proceso de asignación de presupuestos a las áreas de prioridad de la clase dominante, sin embargo estamos claros que dicho proceso de auditoría, investigación y juicio solo podría ser llevado a cabo en otro sistema económico, pero es importante elevar la consigna en el momento actual, hacia una auditoría general de todos los funcionarios y dependencias, lo cual incluso está estipulado en la actual ley burguesa.

Es importante anteponer a esta disputa las demandas populares y la construcción de un presupuesto de egresos tanto federal como estatal que las atienda.




Posts Recientes 
Encuéntrame en:
  • Facebook Long Shadow
  • Twitter Long Shadow
  • YouTube Long Shadow
  • Instagram Long Shadow