Posts Destacados 

Salvador Cienfuegos, su regreso y el ejército




Todos los gobiernos, incluyendo el actual, han considerado dentro de sus planes de desarrollo el fortalecimiento del ejército como pilar de su gobierno.


Después del asesinato de Francisco I. Madero, Venustiano Carranza fijó su decisión de crear el ejército constitucionalista a través del Plan de Guadalupe y que años después se declaró como ejército mexicano en el gobierno de Lázaro Cárdenas 1934-1940.


El ejército mexicano desde su origen ha tenido como prioridad resguardar y garantizar los intereses políticos del gobierno y los intereses económicos de la burguesía, dejando a su paso una infinidad de muertes. Hagamos un recuento de algunos hechos sangrientos del Ejército mexicano, no sin antes reafirmar la caracterización que hace el periodista Francisco Cruz que con la repatriación de Salvador Cienfuegos están mandando el mensaje de que el ejército mexicano es garante para saquear y exterminar al pueblo.

Va breve historia:


El 10/04/1919 en Chinameca, Morelos el ejército asesinó a Emiliano Zapata.

En 1962 en el estado de Morelos, el ejército secuestró y ejecutó al revolucionario Rubén Jaramillo, su esposa embarazada y sus hijos.

2 de Octubre de 1968 más de 500 muertos.

Masacre de Corpus Cristi en la Ciudad de México en 1971, el 10 de Junio.

El Campo Militar Número 1 fue denominado como la Escuela de la Muerte.

En Guerrero:

El 2 de febrero de 1972 el ejército asesinó a Genaro Vázquez, y el 2 de diciembre de 1974 asesinan a Lucio Cabañas.

En agosto de 1967 en el Puerto de Acapulco masacran la movilización de los trabajadores Copreros (coco), más de 40 muertos.

Entre los presidentes Luis Echeverría, José López portillo y Gustavo Díaz Ordaz solo en el estado de Guerrero se contabilizó entre 500 y 600 desaparecidos y más de 3 mil ejecutados.

En Guerrero y Veracruz actuaron los escuadrones de militares con sus vuelos de la muerte, activistas vivos o asesinados fueron lanzados al mar.

Entre 2007 y 2012 más de 3 mil muertos en manos del ejército.

El 20/06/2014 ejecuta a 22 campesinos en Tlatlaya Estado de México.

26/09/2015 Ayotzinapa 3 asesinados y horas después la desaparición de los 43 estudiantes normalistas.

En Chiapas:

15/06/1980 masacre de Wololchán Municipio de Sitalá, un amplio pelotón de la 31 Zona Militar a cargo del General Absalón Domínguez (quien fue condecorado con la gubernatura de Chiapas 1982-1988) acompañado de un grupo paramilitar masacraron a 12 personas, quemaron sus casas. Una publicación de la época la Revista “Punto Crítico”, consignó que una mujer y su hijo recién nacido murieron dentro de su casa y expulsaron a cientos de familias y de la colonia abandonada se posesionó un grupo de la Confederación Nacional Campesina. Otra agresión similar el 10/06/1998 en Unión Progreso y Chevajebal.

Primera semana de 1994, masacre de población civil y milicianos del EZLN.

Grupos paramilitares (verdaderos escuadrones de la muerte) como los “Chinchulines” y “Paz y Justicia” fueron creados, adiestrados y dotados de armas por el ejército mexicano como plan “B” para reprimir al EZLN y otras organizaciones.

22/12/1997 Acteal 68 muertos, Chilcuntik Municipio de la Trinitaria 8 muertos, la Independencia 8 muertos, por mencionar algunos y un sinfín de asesinatos selectivos de dirigentes.

30/07/2018 masacre de Comitán resultando 5 muertos y 43 heridos de bala en un intento de desalojo de vendedores ambulantes del Frente Campesino Popular de Chiapas.

Además, el especialista en asuntos penales militares César Cruz Pliego ha documentado muchos temas de violaciones a los derechos humanos de militares contra ciudadanos y entre los mismos militares como ajustes de cuentas, detenciones, encarcelamientos y torturas por órdenes verbales de superiores, generalmente como chivos expiatorios y defensa de mandos superiores.

En términos de estadística, la periodista Anabel Hernández concretiza que de los crímenes el 94% está en la impunidad, los de Acteal 22/12/1997, Ruiz Massieu, los 3 asesinados momentos antes de la desaparición de los 43 de Ayotzinapa, y resume que vivimos en la “soberanía de la impunidad”, terminando con García Luna y los dos escapes de “El Chapo”.

Quitarle los cargos al ex Secretario de la Secretaria de la Defensa Nacional General Salvador Cienfuegos y traerlo a México es por un lado la más pura aberración, impunidad y la peor burla para el pueblo mexicano y por otro lado, la expresión pura del poder militar, el monstruo fortalecido por todos los gobiernos incluyendo al presidente Andrés Manuel López Obrador.

De cara a la “Austeridad Republicana”, Andrés Manuel López Obrador (al igual que los últimos 3 presidentes), conduce un enorme torrente de dinero para el ejército.

Para la cúpula militar le dan 112 mil 557 millones de pesos, que significan 18 mil 528 millones más que en el 2020, y particularmente para el actual Secretario de la Secretaria de Defensa Nacional, para el 2021, dispondrá para sus gastos, a lo oscurito, nada más que 31 mil millones adicionales de lo que disponía Salvador Cienfuegos. Esto, ¡claro qué significa intensificación de la militarización!


Para el 2021 AMLO destina para el aparato militar (ejército, la marina y Guardia Nacional) 183 mil 704 millones de pesos similar a lo previsto para el 2021 para programas sociales que repartirá la Secretaria de Bienestar.


Para el control político de la sociedad y la economía AMLO legalizó al ejército para la seguridad pública, le entregó la política migratoria, le entregó los puertos y aduanas, por si eso no bastase, le adjudicó contratos multimillonarios de obra pública como el Aeropuerto de Santa Lucia, la construcción de sucursales de bancos de bienestar y los dos tramos más grandes del Tren Maya.


De acuerdo a la revista “Compranet” entre 2019 y noviembre del 2020 el gobierno otorgó a la SEDENA 50 contratos de manera directa por un monto superior a los 2 mil 481 millones de pesos.


De los efectivos por cada sanguinaria corporación: ejército y fuerza aérea: 165 mil 454 militares.


De la marina: 51 mil 333 militares.

Guardia Nacional: 104 mil 695 militares.

Total: 321 mil 482.


Para terminar, toda la cúpula militar, aparte de que forman parte de la clase media, ha sido adiestrada a modo, estilo e interés de la burguesía y el imperialismo norteamericano.


Posts Recientes