Posts Destacados 

Tercer Encuentro de Mujeres de América Latina y el Caribe







Luchamos por un mundo nuevo sin violencia contra las mujeres, niñas y adolescentes”


El 25 de noviembre de 1960, fueron asesinadas brutalmente las Hermanas María Teresa, Patria y Minerva Mirabal, por orden del dictador Trujillo en República Dominicana. Su activismo político contra el dictador que tenía sometido a su pueblo y su lucha por reivindicar los derechos de las mujeres, determinaron el asesinato de estas mujeres revolucionarias en cuyo honor la Asamblea de las Naciones Unidas, en el año de 1993, proclamó el 25 de Noviembre como el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia Contra las Mujeres.

En este día, se multiplicaron las acciones del movimiento de mujeres y feministas en todo el mundo y se volcaron a las calles para denunciar la violencia que soportan día a día en todos los espacios públicos y privados.

En el mundo, cada minuto una de cada tres mujeres enfrenta alguna forma de violencia y este problema no tiene fronteras geográficas o culturales, es un problema general para las mujeres, pero se ensaña en las mujeres, niñas y adolescentes de las clases trabajadoras, de los sectores populares urbanos y rurales, de los pueblos originarios, indígenas y negro; de igual manera, en las mujeres en condiciones de extrema vulnerabilidad por ser migrantes o por condición de discapacidad o identidades diversas que también son víctimas de violencia extrema en todos los órdenes.

Este problema tiene su origen en la histórica discriminación y explotación de las mujeres y en la actualidad, el capitalismo ha exacerbado las distintas formas de violencia contra las mujeres. Según la Comisión Económica Para América Latina y el Caribe (CEPAL), en el 2019, se registró 4, 640 casos de feminicidio en América Latina y El Caribe. La época de Pandemia de Covid-19, será recordada por el incremento de todas las formas de violencia contra las mujeres y de manera particular por el incremento de los feminicidios en la región, los crímenes de trata de niñas, adolescentes y mujeres.

De igual manera, se evidencia que la creciente violencia contra las mujeres se expresa en el ámbito laboral, en el educativo y político. Las medidas de ajuste neoliberal implementados por los gobiernos de América Latina y El Caribe con el pretexto de enfrentar los problemas económicos durante la pandemia, se ha descargado sobre los hombros de los pueblos. Sin embargo, el mayor peso recae en las mujeres que -en mayor porcentaje a los hombres-, fueron despedidas de los trabajos y también enfrentan las políticas de precarización laboral con una brecha salarial por género del 24% según los informes de la OXFAM. El 75% de mujeres trabajan sin que se respeten sus derechos laborales con incremento de jornada de trabajo. Se ha multiplicado la jornada dedicada a los trabajos de cuidado y trabajo doméstico no remunerado. Las mujeres son el sector sometido a pobreza extrema e indigencia. Esto demuestra que el capitalismo violenta el derecho de las mujeres a una vida de dignidad y sin violencias y frente a esto es imprescindible que fortalezcamos nuestra unidad y nuestras luchas.

El Comité Internacional Preparatorio del Tercer Encuentro de Mujeres de América Latina y El Caribe hizo un llamado a las mujeres de todos los países de la región a la movilización general y transformar el 25 de noviembre en una gran Jornada por la vida y los derechos de las mujeres, para levantar nuestras voces en rechazo a esta realidad que nos impide acceder a condiciones de equidad, libertad y bienestar.



¡VIVA LA UNIDAD Y LA LUCHA DEL MOVIMIENTO DE MUJERES Y FEMINISTAS DE AMÉRICA LATINA Y EL CARIBE!

Posts Recientes 
Encuéntrame en:
  • Facebook Long Shadow
  • Twitter Long Shadow
  • YouTube Long Shadow
  • Instagram Long Shadow